Elegir el sistema de alarma correcto para una oficina

El mercado de los sistemas de alarma es amplio y corremos el riesgo de terminar comprando una alarma que no se adapte a nuestras necesidades. Antes de decidirnos por una alarma en concreto, debemos tener en cuenta factores como dónde voy a instalar mi alarma o qué necesito para tener todos los puntos de acceso cubiertos y estar bien protegido. 

Esta es la cuestión principal que hay que plantearse para elegir el sistema de alarma que mejor se adapte a sus necesidades, ya que en función del uso que vayamos a darle nos interesará más un tipo de sistema que otro.

Alarmas para mi oficina.

Las oficinas son lugares donde suelen haber equipos informáticos, género de cualquier tipo, documentación, y otros objetos de valor que necesitan estar protegidos de posibles intrusos tanto cuando están cerrados al público, durante la noche, como durante el día. Si usted es dueño de una oficina, necesitará un sistema que además de avisarle cuando algún intruso accede a sus instalaciones sin permiso, le permita ver en todo momento lo que ocurre en su negocio y estar tranquilo aunque no esté.

Sensor de humos.

Estos sensores pueden salvarle la vida alertándole de un fuego en cualquier momento. Tenga en cuenta que el fuego es uno de los elementos más peligrosos y que es necesario tener un control total sobre él para no quedar atrapados en nuestra propia casa. Un sensor que le avise a tiempo podrá salvar la vida de su familia y a su vivienda.

Sensor de vibración.

Puede resultar muy útil para prevenir robos en su negocio. Se coloca en una posible entrada, por ejemplo; una ventana, una puerta, caja fuerte, cabinas eléctricas, cajas expositoras, escaparates, etc, y al recibir una fuerte vibración de cualquier tipo, el sensor le mandará el aviso alarma, previniéndole del robo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.