Introducción al Seguro de Decesos

El seguro de decesos, que también ha sido conocido tradicionalmente en España, de forma coloquial como «el seguro de entierro«, es un producto asegurador de mucha aceptación por la tranquilidad que supone dejar cubiertos en el momento de fallecimiento los gastos y las gestiones que conlleva ese hecho.

Se puede separar perfectamente la cobertura de este tipo de seguro en 2 «Gs» G de gastos G de gestiones. Esa es una forma rápida de explicar lo que cumplen los Seguros de Decesos.

Dentro de la primera G (gastos) se incluye a día de hoy, en la mayoría de Compañías, lo conocido como servicio a la carta, ya que se respetan, lógicamente, los deseos de las familias al comunicar un fallecimiento y solicitar el servicio, que puede ser de incineración o de sepelio con enterramiento. Estos gastos estarán cubiertos según el capital señalado en póliza, un capital que varía de una localidad a otra y que las Compañías de seguros se ocupan de mantener actualizado según sus tablas.

En un principio este tipo de seguro se contrataba más por el tema económico de nuestra primera G, pero actualmente cada vez se valora más el servicio, lo que hemos llamado la segunda G (gestiones). No puede ser cómodo realizar ninguna gestión cuando hemos perdido a un ser querido, que sí es lo menos incómodo realizar una llamada de teléfono y que otros, especialistas en ello, se ocupen de todo: tramites administrativos, gestiones con tanatorio y cementerio, traslados, etc…

Todos estos servicios e instalaciones que se utilizan en esos difíciles momentos son los mismos para todas las compañías, ya que todas tienen concertados los servicios con empresas especializadas (funerarias) y al final, el tanatorio, cementerio, crematorio, coche de acompañantes, coronas, etc…son las mismas para todas las Compañías. Por ello es conveniente saber encontrar un seguro de calidad, pero a un precio razonable.

En la actualidad también se incluyen en las Compañías de seguros, junto a la cobertura principal, que ya hemos explicado brevemente, otras de cuidado personal, salud, capitales adicionales por accidente, asistencia en viajes etc…encontrandose algunas de ellas dentro de la cobertura básica y otras no, por lo que aconsejamos estudiar muy bien qué queremos realmente, si un seguro de decesos completo y de calidad o si además queremos una mezcla de coberturas opcionales en esa misma póliza.

En definitiva, el seguro de decesos es casi de obligada contratación para tener la tranquilidad necesaria ante los difíciles momentos del fallecimiento de un ser querido, pero debemos entender que en 2008 existen más de 100 Compañías distintas que comercializan éste tipo de seguro en España, y buscar nuestra mejor opción, teniendo en cuenta además, que la antigüedad en una Compañía, es un mito, ya que si se cambia de Compañía, la nueva le ofrecerá cobertura al 100% desde el primer día, y si el precio es mejor, no habrá perdido nada y empezará a pagar menos por exactamente mismo.

Ver más sobre el Seguro de decesos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.