Los sellos, los listos, y la culpa es del Gobierno

Como Agente de Seguros llevo entre mis productos Planes de Ahorro, Planes de Pensiones, y otros productos financieros. Estos productos siempre están respaldados por una Compañía de Seguros o una Entidad Financiera, totalmente no sólo legal, sino también sometidos a la regulación más puntiaguda con normas y normas que se han de cumplir, tanto por las entiodades como por quienes los comercializamos.

Se me quedó grabada una conversación con un cliente de otro ramo, exactamente tenía seguros de empresa, multiriesgo industrial, en la que yo le hacía ver la conveniencia de contratar un PPA de Compañía de Seguros, con traspaso si tenía en una Entidad financiera, demostrandole una rentabilidad media del 4,3 % en la última decada.

Él, una vez expuestas mis razones, se cerró en banda e incluso se atrevió a ridicularizar a mis clientes, diciendo que él llevaba ya muchos años ganando dinero de verdad para su jubilación gracias a «los sellos», que toda su familia lo hacía, y que lo entendían como parte del conocimiento que se pasaban de cuñado a cuñado, de hermano a hermano, y que su Padre, ya fallecido, les había hecho heredar una buena cantidad gracias a aquel negocio filatelico con intereses más altos del 4% que yo le ofrecía como histórico.

En mayo de ese año (2006), se decubrió el pastel, y el timo, perdón, el chollo de los sellos de Afinsa se fue abajo porque era eso, un chollo, perdón, un timo. Sin regulación, y mantenido gracias a que se iban apuntando cuñados, hermanos, etc…hasta que se acabó el listado de familiares a los que meter en el timo, perdón, el chollo.

Tiempo después hablé con él de este tema, y me decía-dice que es culpa del Gobierno, no se muy bien de cuál, si del que lo permitió con su Padre, con él mediados los 90 o del que descubrió el pastel. Posiblemente se refiere al de siempre, al que descubrió el pastel, es decir, el que ha salvado a otros visionarios de meterse en este gran chollo.

Y ahora se manifiestan con carteles como «Zapatero ¿Donde esta el dinero?»; y la verdad es que ni este Gobierno ni los anteriores tienen culpa de nada, la culpa es de la codicia de estos señores que en vez de fiarse de una compañía de Seguros con años y años de existencia y clara regulación, se fiaban del de las estampitas riendose de los que actuaban con cabeza.

Confío en que el Estado no les de ni un sello de nuestro dinero, porque su timo se lo han buscado ellos solitos. Mis clientes están contentos aunque la rentabilidad haya bajado en estos últimos años en torno al 2%, porque saben que ahí están sus ahorros, garantizados, y aunque no se rien de nadie, sí que reirán disfrutandolo en su jubilación.

Blog de Seguros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.