Los talleres esperan no necesitar una garantía financiera por riesgo ambiental

La semana pasada el Consejo de Ministros abordó el Real Decreto por el que se modifica el Reglamento de desarrollo parcial de la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental, aprobado por el Real Decreto 2090/2008, de 22 de diciembre. La norma, que será publicada por el BOE en los próximos días, dará lugar a varias órdenes ministeriales en las que se analizará la obligación o no de las empresas de cada sector de constituir garantía financiera por riesgo ambiental. 
Según informa Conepa, el nuevo Real Decreto establece la posibilidad de exención de constitución de la garantía financiera previa realización de un análisis de riesgos y cálculo de la cuantía de la misma a través de las herramientas de cálculo previstas en la norma. 
Conepa espera que los talleres puedan beneficiarse de dicha exención también en la Orden Ministerial. No obstante, asegura que está analizando la regulación y su aplicación a los diversos sectores de actividad. La Orden Ministerial que les afectará será la última en ser aprobada (dentro de ‘prioridad 3’), por lo que, de momento, los talleres siguen sin tener obligación de constituir garantía financiera alguna, aunque sí (como todas las empresas) de reparar cualquier daño ambiental que provoquen. 

Euler Hermes alerta sobre la “recuperación débil” del comercio mundial

El estancamiento del crecimiento económico, las presiones de precio anémicas y un exceso de capacidad que se prolonga en el tiempo son las principales razones que le llevan a Euler Hermes a pensar que la recuperación del comercio mundial es débil “en el mejor de los casos”. Lo explica en el informe ‘Global Trade: What´s cooking?’ donde su presidente, Wilfried Verstraete, señala que se ha llegado a esta situación por los programas de austeridad que han reducido el gasto público, por el descenso en los volúmenes de importaciones y exportaciones y, como tercer motivo, el crecimiento del consumo privado y la inversión. Por lo tanto, concluye, “el comercio mundial ha dejado de comandar el PIB mundial para pasar a acompañarlo”.
La aseguradora de crédito aporta algunas previsiones para el mercado español dentro de la industria del automóvil y señala que supondrá el 12% del total de las exportaciones en 2016. A nivel general prevé que crecerán en 10.000 millones este año y 17.000 el próximo, de los que 3.000 tendrán relación con el automóvil. Afirma también que la bajada significativa en los costes laborales ha hecho que la competitividad española crezca.

El 47% de las Pymes considera la falta de demanda como principal riesgo

El 47% de las Pymes españolas consideran que el principal riesgo para su negocio es la falta de demanda del consumidor, así como el sobrealmacenamiento de producto que esto supone. 

Esta es una de las principales conclusiones de la tercera fase del estudio sobre Riesgos y oportunidades de las pequeñas y medianas empresas, elaborado por Zurich Seguros a partir de la opinión de las Pymes. 

El 2º riesgo que más preocupa es la elevada competencia (38%), y que ha originado una guerra de precios que puede afectar a los márgenes de venta. Otros riegos que preocupan son los problemas legales y fiscales (15%), además de la salud y seguridad de sus empleados y clientes (10%).

Tipo unico en Sociedades (Reforma 2014)

El impuesto de sociedades aplicará a partir del año que viene un tipo general único tanto para las grandes corporaciones, como para las pymes, aunque éstas últimas podrán reducir su factura fiscal si utilizan los nuevos mecanismos que incorpora la reforma. En 2015 bajará del 30% vigente a un 28% y en 2016 se situará en el anunciado 25%, según confirmó hoy el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras la reunión del Consejo de Ministros.

Además, el Ejecutivo ha decidido finalmente mantener el régimen especial de entidades de reducida dimensión con un tipo del 25% y otros beneficios como la libertad de amortización. Pensando también en las pequeñas y medianas empresas, el nuevo impuesto de sociedades incorporará la creación de la llamada reserva de nivelación para que estas compañías puedan disfrutar de una minoración o reducción del 10% de la base imponible con un límite de un millón de euros. La cantidad se compensará con bases imponibles negativas en un plazo de cinco años. Solo con la aplicación de este fondo de reserva, las pymes podrán reducir su tipo de gravamen efectivo de ese 25% nominal a un 22,5%.