El Seguro de Decesos en España – Historia.

El Seguro de Decesos en España – Historia. El cambio de perspectiva sobre el seguro de deceso.

Este tipo de seguro es conocido también como «seguro de entierro» y es de clásica contratación en practicamente todas las familias Españolas.

Durante los años 40 y 50 éste seguro se contrataba por el miedo a no disponer de suficiente dinero para poder pagar los servicios funerarios en caso de fallecimiento de algún familiar. Por una pequeña cantidad económica mensual se dejaba cubierto ese gasto.

En la actualidad se contrata más por la comodidad cuando este hecho inevitable ocurre de no tener que ocuparse de nada, ya que la Compañía de Seguros avisada mediante una llamada al número de teléfono dispuesto para ello, será quién se ocupe de realizar todas las gestiones y trámites ( además de los gastos originados) en unos momentos en los que la familia no puede ocuparse de más que de velar al fallecido, como no puede ser de otra forma.

La Historia – Se cuenta…

En el sector asegurador se cuenta (desconozco su veracidad o no con exactitud), que este tipo de seguro en España comenzó en Galicia de la siguiente forma,

Los pescadores de pequeños pueblos veian que los malogrados trabajadores que fallecian en el mar, trabajando en la pesca, dejaban en su familia una carga de dolor inmenso, además de una ruina económica enorme (no existían ni pensiones de viudedad).

Año tras año compañeros se dejaban la vida en el mar, siempre dependiendo de que el mal tiempo permitiese salir airoso de la lucha contra los elementos que era necesaria de una manera casi sobrehumana para salir victorioso, con pesca suficiente para cubrir las necesidades y ante todo, vivo.

Al comprobar las cofradias que cada año el número de siniestros era casi una constante contra la que no podían hacer más que rezar, decidieron dejar en un fondo común una parte de lo recaudado por la venta de su pesca. Una pequeña cantidad cada salida al mar con regreso feliz para cubrir posibles futuros desenlaces en su ariesgado trabajo.

Esas pequeñas cantidades, unidas, hicieron que ese fondo fuese suficiente cuando desgraciadamente se presentó el primer nuevo accidente con victimas mortales. Este fondo se utilizó para poder dar el servicio mejor a los pescadores fallecidos en esa ocasión, sin que la familia tuviese que pedir dinero a nadie aquellos pescadores recibieron el mejor servicio de sepelio posible. En ningún caso merecian menos. Todo el mundo se felicitó del exito de la iniciativa.

Esas pequeñas aportaciones, y el dejar cubiertos los gastos de sepelio si ocurria lo peor hicieron nacer al conocido hoy Seguro de Decesos.

¿Esta historia es cierta? No lo sé, pero por romántica merecia formar parte de este Blog de Seguros.

De: Información de Seguros – Blog

Otras webs de Decesos: Pulse aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.