Seguros con humor (tercera parte)

Las expresiones y frases que se utilizan en un parte de accidente de trafico para la Compañía de Seguros, a veces, llevan consigo un humor que merece la pena disfrutar.

Para entender bien las siguientes expresiones hay que conocer que verdaderamente son reales y así se han expresado algunos clientes, por escrito, para explicar qué es lo que ha ocurrido en un accidente, lo suelen escribir minutos después de producirse, o días después en alguna comunicación con la compañía:

 

-Después de conducir durante 30 años sin dormirme, justo ese día me quede durmiendo al conducir y no me di cuenta de que mi coche se estaba saliendo hacia un lado de la carretera. Si no me llego a dormir, lo hubiese impedido yo mismo

-El semáforo era nuevo, por lo que creí que estaban de pruebas y me lo salté sin querer hacerlo.

-Nunca había atropellado a nadie en ese paso de cebra porque nunca cruza nadie, así que me extraña que esa señora cruzase.

-Cuando oí el golpe me di cuenta de que me habían dado por detrás porque mi coche corrió más de lo normal, hasta que el camión lo paró de golpe.

-Gracias a que pase por encima del señor evité pillar al perro, que era mi única intención.

-Si dar un golpe a un camión estacionado que no tenía ni personas es tener un accidente, entonces es culpa mía.

-Nunca había bebido tanto para conducir, normalmente me duermo antes de cogerlo o cuando llego a casa.

-El coche verde me hizo una seña con el intermitente, ví al blanco, y tuve que dar al rojo.

-Llamé al taxi con la mano y la moto me la dio la vuelta sin avisarme de que llegaba.

-Al pitarme tantas veces seguidas, me eché a un lado, le dejé pasar, volví, aceleré, y le dí para que no lo hiciese nunca más.

-Mi mujer estaba enfadada y ante ese estado tuve un percance que luego fue peor.

-No vi llegar al otro coche, de hecho no me le han presentado después de atenderle, pero si la culpa es mía, se lo diré.

-En marzo (les confimaré la fecha exacta, ahora mismo no me acuedo) tuve un accidente que constará en sus archivos, éste ha sido igual.

-Mi contrario me dice que escriba aquí lo que ha pasado, y como no lo sé exactamente pero me obliga a hacerlo, dejo escrito que es un abusón y me está sobrepasando por completo.

-Supuse que el semáforo estaba rojo sin mirar, así que pasé rápido, pero no me dio tiempo a hacerlo completamente y me dieron por muy poco.

-La ambulancia llevaría luces y ruidos, pero no la oí hasta que salte por encima dando vueltas.

-Creí que mi mujer me estaba dando con la cabeza en el pecho pero estábamos saltando.

-La historia del accidente es la siguiente: Ésta mañana salí de casa como siempre, pero sabía que algo iba a pasar pero he ido a trabajar….(continúa).

-Yo intenté frenar, pero los zapatos me lo impidieron totalmente vaias veces.

-Resumiendo lo ocurrido, el accidente no es cosa mía y mi coche se ha roto.

-Nunca he tenido un accidente, si este es culpa mía, será el único hasta ahora que habré tenido con mi yo como culpable.

-Un perro se cruzó de acera y ante esto me salté el semáforo para mirarle y no ví los otros coches que estaban quietos en el medio haciendome señales.

-El badén se acercó tanto a la rueda que al girar el volante e ir hacia el otro lado se acercó a los coches y nos dimos todos juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.