Seguros de empresa: Tipos, coberturas

Los riesgos a los que se exponen las empresas hoy en día son muchos, aunque sean negocios pequeños, si las personas que forman la compañía son empresarios con grandes ocupaciones, nos podríamos llegar a sorprender la gran importancia que tiene que cuenten con un seguro. Ya que les protege tanto a ellos, como a los trabajadores de cualquier tipo de accidente, como su patrimonio en caso de que ocurra cualquier desastre como un robo o alguna mala gestión impredecible. Por ello, vamos a analizar los tipos de seguros que tiene las empresas para los integrantes de su empresa.

¿Qué seguros encontramos en las empresas?

  • Seguro de accidentes para sus trabajadores: Este tipo de seguro, es personal para cada trabajador de la plantilla de la empresa, y funciona con distintos convenios colectivos. La gran mayoría de las compañías están obligadas a contratar este seguro para sus trabajadores, y lo que suele cubrir en materia de accidente no laboral o el fallecimiento por causas naturales.
  • Seguro de responsabilidad civil: en este tipo de seguro encontramos todo lo que tenga que ver con los daños civiles que ocurran con nuestra empresa durante el desarrollo de la actividad mercantil o profesional. Si por ejemplo, un trabajador tiene un accidente en nuestra empresa o en alguna de nuestras instalaciones, este seguro es el que se encarga de que se solucionar este accidente.Puede ser incluso un trabajo profesional mal hecho en el caso de abogados o economistas. No siempre es obligatorio este tipo de seguro, pero es uno de los que más se recomienda para cualquier empresa. Ya que es el que cubre cualquier daño que ocurra en las instalaciones de la compañía, y gracias a este puedes “desentenderte” de los gastos que ello conlleve. El coste económico de la reparación de este daño lo debemos soportar de forma directa y esto puede crear un gran problema económico con altas con consecuencias y traer problemas financieros graves a la empresa.
  • Seguro multiriesgo: este seguro es el que nos proporciona la seguridad de los materiales que hay en nuestra oficina, ya que desde el momento que una actividad se produce en un establecimiento, oficina, nave industrial, es recomendado que todos los materiales que hay en ella, esten asegurados. Por ellos es recomendable que se contrate un seguro que englobe todos los daños posibles, tanto del lugar físico, (del continente, local y su estructura y el contenido) como del mobiliario, maquinaria, equipos informáticos, y todas las herramientas de trabajo, es como si fuera un seguros de móvil pero que engloba a todo los aparatos electrónicos. Gracias a este seguro, si ocurriera una desgracia, puedes pedir la reposición de los mismos o la reparación.

No olvides que hay gran cantidad de empresas aseguradoras, por lo que se recomienda siempre que compares precios, garantías y los derechos que te ofrecen, obviamente sin olvidar la comparación de precios. Ya que según sea tu empresa te podrán ofrecer unas condiciones u otras pero no siempre son un precio cerrado, sino que según la dimensión de tu empresa hay unas cláusulas negociables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.